Este artículo fue publicado en:

La universidad es una etapa muy importante para tu carrera y por eso siempre será bueno entenderla como proceso más que como finalidad. A continuación, una serie de consejos que podrían servirte para aprovechar al máximo tu experiencia.

1. Todo se resume al trabajo de investigación

Cuando te pidan hacer un trabajo, estudia con cuidado, sobre todo los lineamientos y las fechas de entrega. ¡No esperes a estar a mitad de semestre para comenzar un trabajo importante! Una rutina que te permita avanzar progresivamente te evitará crisis de última hora.

2. Los exámenes no son como los de la preparatoria

La mayoría de las universidades te exigirán ser crítico y aplicar tus habilidades. Aunque la memorización puede ser parte de tus exámenes, no es el único método. Preparar por anticipado y someterte a sesiones de estudio constantes será siempre de gran ayuda para tu desempeño.

3. Visita a tus profesores y asesores

Tómate el tiempo necesario para que los profesores sepan que te importan sus clases y para que al mismo tiempo, generes un diálogo que te permita conocer más a fondo qué estás estudiando.

4. Pon atención a lo que tu profesor escribe.

Mira su forma de actuar: esto te puede ayudar con alguna pista cuando haga énfasis en algún tema. Es muy probable que eso que resalta tanto en clase sea algo que va a venir en el examen.

5. La escritura importa

La mayoría de los profesores esperan que sepas cómo escribir. Esperan que sepas expresar tus ideas de forma clara. Si no te sientes a gusto con la manera en que te expresas, toma un curso de redacción o sé sincero y pregunta. Siempre es bueno un proceso de retroalimentación con quien se encarga de evaluarte.

6. Buenos modales

Cuando le mandes a un profesor un mail, mensaje de texto o le llames por teléfono, usa un lenguaje propio y correcto. En la universidad las primeras impresiones se hacen por lo general por comunicación escrita.

7. Haz más de lo que esperan de ti

Para bien o para mal, nuestro trabajo es un crisol a través del cual los demás pueden entendernos. Da lo mejor de ti siempre que puedas porque el beneficiado principal serás siempre tú.

8. Rodéate de buenos asesores

Este puede ser el mejor consejo que te podemos dar pues nada como el consejo ajeno para avanzar en la vida. Esto significa que debes de estar dispuesto a que te asesoren y entender que el trabajo en equipo siempre puede beneficiarte.

9. El tiempo es valioso

Trata tu entorno académico como si fuera un trabajo de tiempo completo y recuerda en todo momento que su tiempo es igual de valioso que el tuyo: aprovéchalo al máximo.

10. Encuentra una pasantía o alguna oportunidad de trabajos no pagados

Puede ser una pasantía competitiva, o puedes ser voluntario para alguna comunidad. En varias universidades los profesores buscan apoyo para sus investigaciones y es justo con este tipo de relaciones laborales como se detonan futuras oportunidades en el campo en el al que quieres dedicarte.

 

 

Texto original: http://goo.gl/M4AJSo