Este artículo fue publicado en:

10 estrategias fáciles, del mundo real, para mejorar la participación y atención del alumnado en las aulas.

1. Limita el tiempo que vas a dedicar a cada actividad. No te desvíes del tema central, provoca que los estudiantes se distraigan y olviden los objetivos educativos.

2. Transparencia. Deben conocer los objetivos y criterios de evaluación, de esta manera ellos tienen la responsabilidad de sus acciones.

3. Ejemplifica y demuestra. Si quieres que tus alumnos retengan y comprendan con mayor facilidad algún tema, la mejor manera es haciéndolos ver la necesidad o utilidad de aprenderlo.

4. Plantea problemas a resolver. De preferencia problemas relacionados con lo cotidiano.

5. Fomenta el trabajo colaborativo. El trabajo en equipo parecerá que ocasiona distracción en el salón de clase, pero fomenta la participación y desenvolvimiento social de los niños.

6. Dales medios para expresar sus ideas y participar. No sólo se trata de hacer participar al alumno, sino que su participación sea de calidad.

7. Ludifica. El juego en la educación aumenta la participación, motivación y aprendizaje de los estudiantes.

8. Utiliza recursos y materiales que ya forman parte de su vida. Mientras más familiarizados estén con los recursos utilizados en clase, verás la diferencia en su atención.

9. Da (cierto) margen. Los estudiantes deben poder hacer las cosas “a su manera” o usar sus propios materiales. Dales flexibilidad en su propio proceso de aprendizaje.

10. Realiza evaluaciones diagnósticas. Antes de iniciar un tema, pregúntales sus conocimientos previos y cuáles son sus preferencias. De esta manera podrás preparar tu clase en base al nivel y los gustos de tu clase.

 

Texto original: http://goo.gl/CwdAF7