Este artículo fue publicado en:

Sherri Singer es profesora y jefa del Departamento de Ciencias Sociales y del Comportamiento en Alamance Community College en Carolina del Norte.

Los cursos en línea presentan un desafío único. ¿Cómo se conectan los instructores con los estudiantes a través de Internet?

Muchos estudiantes ven sus cursos en línea como tareas a ritmo que simplemente se pueden completar durante la semana en un momento conveniente, con poca interacción en clase. Se recomienda que estos tipos de cursos asincrónicos funcionen dentro de los horarios de los estudiantes, pero crean la ilusión de que no hay interacción entre la clase o el instructor. Algunos instructores también han desarrollado este punto de vista: una vez que su clase está configurada para el semestre, la mayor parte de su trabajo se completa y todo lo que queda es calificar las tareas. Pero a medida que respondemos a COVID-19 y hacemos la transición al aprendizaje predominantemente en línea, tenemos la oportunidad única de combinar nuestras presentaciones en el aula con la popular naturaleza asincrónica del aprendizaje en línea.

Al diseñar sus cursos para este regreso a clases, considere estas cinco estrategias que he utilizado para reforzar los niveles de participación de los estudiantes:

 Esté listo para enseñar el primer día

Independientemente del formato de clase, los estudiantes nos juzgan el primer día. Te hacen preguntas básicas para ver si estás preparado y verifican las fechas de las tareas para ver si es una clase antigua copiada. Al estar organizado y listo el primer día, enviará un mensaje alto y claro de que está emocionado de comenzar y ayudarlos a tener éxito. Para garantizar la participación en el primer día, los estudiantes deben completar los componentes básicos del curso requeridos, tales como tareas para familiarizarse con el grupo, verificaciones de inscripción y un acuerdo del programa de estudios, así como estar listos para comenzar el trabajo de clase. Los estudiantes aprecian que los instructores digan que sí, el acuerdo de programa es importante, pero ahora hablemos sobre el material.

Te puede interesar

Prontuario Fiscal 2020Prontuario Fiscal 2020

En 2020 entrarán en vigor nuevas y numerosas disposiciones fiscales en materias tan importantes como las siguientes: Ley del Impuesto...

Cree un formato de clase organizado e intuitivo

A medida que las clases avanzan en línea, es imperativo diseñar los materiales de curso de una manera coherente, estructurada e intuitiva. Moverse entre pestañas para buscar tareas y buscar fechas de vencimiento puede ser frustrante. Los estudiantes necesitan un formato sencillo en el que todas sus tareas se puedan encontrar en un solo lugar, con fechas de entrega claramente publicadas en un calendario; ¡un calendario de cursos imprimible para ayudarlos a administrar su tiempo es aún mejor! Comenzar su semestre con un curso organizado muestra a los estudiantes que está preparado.

Sea proactivo con su comunicación

La comunicación es clave para el éxito de cada curso en línea. Las mejores prácticas generales recomiendan que los instructores publiquen mensajes de bienvenida, preguntas semanales y tareas y anuncios de pruebas. Sin embargo, la comunicación efectiva debe ejecutarse en ambas direcciones. Necesita crear una atmósfera que fomente la interacción y las preguntas de los estudiantes. Esto comienza con su perfil en el LMS, que debe incluir su fotografía o una imagen, una breve biografía y respuestas a las preguntas más populares de los estudiantes, como cómo y cuándo deben comunicarse con usted, cuándo pueden esperar una respuesta y qué sucede si tienen una emergencia. Al intentar responder a sus preguntas inevitables desde el principio, abre el curso para comenzar con debates de alto nivel.

Ofrecer una variedad de tareas

Te puede interesar

Cálculo de Una Variable: Trascendentes TempranasCálculo de Una Variable: Trascendentes Tempranas

El estudio del cálculo ayuda a los estudiantes a comprender la disciplina de manera práctica. El modo más importante de...

Los estudiantes aprecian las tareas creativas que los obligan a analizar el contenido del curso y aplicar los conceptos en diferentes formatos o disciplinas. Pedirles a los estudiantes que comuniquen sus respuestas de varias maneras o que elaboren tareas únicas los involucra en diferentes niveles. Intente proporcionar tareas con andamios que fomenten la participación o solicite a los estudiantes que presenten propuestas en papel, borradores y copias finales para permitir una comunicación adicional y oportunidades para participar

Esté presente y sea razonable

Los correos electrónicos de anuncios simples son excelentes para enviar rápidamente información de la clase, pero si los estudiantes toman múltiples cursos en línea, mucho se puede perder en la bandeja de entrada. Estar presente y comunicarse dentro del LMS a veces es más valioso porque se está comunicando en el mismo lugar / momento en el que trabajan sus estudiantes. Intente publicar foros de discusión, videoclips cortos u otros recursos para ayudarlos con sus tareas semanales u ofrezca tiempo individual con los estudiantes para obtener ayuda adicional. Al publicar, ¡no te olvides de ser agradable! Como instructor en línea, he desarrollado una reputación por publicar memes relacionados con el contenido. Son tontos, pero conectan tanto con los estudiantes que, cada semestre, comienzan a enviarme algunos de sus favoritos en línea por correo electrónico.

Los cursos y los planes de comunicación cuidadosamente diseñados son un punto de partida para la participación de los estudiantes, pero el verdadero secreto del éxito es ser una presencia constante que enseña el material, dirige las discusiones e intercala el humor. Como instructores, debemos mostrar nuestro amor por nuestra disciplina en nuestros cursos, ya sea en persona o en línea.

Este artículo fue escrito por Sherri Singer y traducido a español por Carolina Balderas

Te puede interesar

Principios de economíaPrincipios de economía

¿Por qué debería usted estudiar economía? La razón es sencilla: le ayudará a comprender el mundo en que vive. Existen...