Este artículo fue publicado en:

Shawn Orr es profesora del Departamento de Estudios de la Comunicación y Directora del Centro de Innovación y Excelencia Docente de la Universidad de Ashland.

Horarios de oficina virtual. Esa frase probablemente evoca una de dos imágenes en su mente: (A) horas de aburrimiento y mirando el reloj mientras espera en soledad a que los estudiantes aprovechen el tiempo a solas con usted, o (B) las cinco horas de la semana en la que ocurren algunas de las conexiones más profundas entre los estudiantes, la participación en el contenido y el aprendizaje.

La verdad es que la mayoría de las horas de oficina probablemente se encuentren entre la peor y la mejor imagen; sin embargo, todos somos conscientes de la creciente importancia de nuestro horario de oficina este regreso a clases.

La mayoría de nosotros estamos ante un semestre que verá más clases en línea e híbridas, distanciamiento social dentro y fuera del aula y menos oportunidades para que los estudiantes se conecten cara a cara con sus profesores y entre ellos. Esto aumenta la importancia de las oportunidades que tenemos para involucrar a los estudiantes uno a uno, y en el corazón de esto está la hora de oficina de la facultad.

Estas horas, que tradicionalmente se llevan a cabo en una oficina de la facultad y probablemente se realizarán virtualmente este semestre, están reservadas para brindar apoyo a los estudiantes, comentarios, asesoramiento y oportunidades para una conversación profunda y un diálogo enriquecedor sobre el contenido del curso.

Sabemos que es difícil lograr que los estudiantes aprovechen nuestro horario de oficina justo después de clases y cuando estamos al final del pasillo; ¿Cómo vamos a conseguir que aprovechen virtualmente estas horas?

Permítanme compartir algunas de mis mejores ideas y consejos para realizar horas de oficina virtuales que seguramente harán que los estudiantes se alineen en su puerta (virtual), ¡listos para participar!

Oficina virtual

La consistencia es clave

Sea coherente con la forma en que llevará a cabo sus horas de oficina virtual. Incluya el enlace a sus horas de oficina virtual en su programa de estudios, en la puerta de su oficina, en su LMS, al final de sus diapositivas de PowerPoint u otras herramientas de conferencias cada semana y recuerde a los estudiantes el enlace en sus anuncios semanales.

Si es posible, tenga una manera fácil para que los estudiantes se registren en un horario específico para reunirse con usted; podría intentar compartir un enlace de Google Calendar o utilizar una herramienta como YouCanBookMe (una de las favoritas de mis alumnos).

Cuantas más oportunidades tengan los estudiantes de ver cuando usted esté disponible, más probabilidades habrá de que participen y se unan.

Una nota final: si tiene algo de flexibilidad, considere preguntarles a sus alumnos cuándo preferirían que usted estuviera disponible para ayudarlos fuera de clase. Una vez que los estudiantes tienen interés en seleccionar su horario de oficina, es más probable que aprovechen esos horarios.

Aproveche la tecnología

Encuentre una gran herramienta virtual para mantener sus horas de oficina. Mi herramienta favorita para esto es Zoom. Puedo configurar un enlace al comienzo del semestre y usar el mismo enlace durante todo el período. Zoom me permite colocar a los estudiantes en una “sala de espera” para poder trabajar con los estudiantes en privado y luego admitir o reunirme con el próximo estudiante de uno en uno.

Zoom también fomenta la colaboración con funciones como una pizarra; los estudiantes pueden compartir su pantalla conmigo (y compartir su trabajo), y luego puedo tomar el control de la pantalla si quiero resaltar o mostrar algo a los estudiantes.

Incentive la asistencia

Dé a los estudiantes un incentivo para que asistan. Es más probable que los estudiantes asistan al horario de oficina virtual si está haciendo algo que disfrutan y valoran.

A menudo uso mis horas de oficina para jugar con el contenido del curso y luego regalar pequeños premios a los "ganadores", como un punto de crédito adicional o un vale por algo que valoran. He escrito estos vales de premio para cosas como "entregar una tarea hasta 24 horas tarde sin penalización" o una "pregunta 50/50" donde los estudiantes pueden hacerme una pregunta durante un cuestionario o un examen y yo marcaré todas las respuestas excepto dos.

Los juegos crean un entorno divertido y competitivo y alientan a los estudiantes a participar. Es fácil crear juegos mediante el uso de recursos dentro de los materiales de sus editores (como estudios de casos adaptativos).

También puede utilizar una herramienta de evaluación digital como Kahoot, donde los estudiantes pueden participar profundamente con contenido digital como videos, imágenes y enlaces web, pero a mis estudiantes también les encantan los juegos tradicionales, como el bingo, usando términos o conceptos clave.

Cuando juego al bingo, uso una herramienta como Free Bingo Cards para crear los cartones y luego los distribuyo electrónicamente a cualquiera que asista a mis horas de oficina. Durante el juego, los estudiantes escuchan preguntas como: "Si desea organizar su discurso según cómo encajan las cosas en un espacio físico, ¿qué patrón de diseño de discurso usaría?" Los estudiantes tendrían que saber que la respuesta es “diseño espacial” y luego ver si la tienen en su tarjeta de bingo.

Dejo que los alumnos usen sus libros y notas durante estos juegos para que participen activamente en el contenido. Luego, a menudo le pido a un estudiante que tenía la respuesta correcta en su tarjeta de bingo que comparta la respuesta y dé un ejemplo a los demás estudiantes.

Este tipo de juegos no solo son divertidos para las revisiones de exámenes, sino que también son excelentes actividades de evaluación formativa para ver dónde están sus estudiantes con el contenido del curso.

Hágalo relevante

Otra forma en que uso mis horas de oficina es tener un “artículo de la semana” que se discutirá durante este tiempo. Una o dos veces durante el semestre, selecciono un artículo interesante y relevante y proporciono un enlace a los estudiantes diciéndoles que este artículo será el foco de mis horas de oficina.

Por ejemplo, el semestre pasado, cuando se anunciaron los Premios PRSA Silver Anvil, compartí el enlace y dije que estaríamos viendo algunas de las mejores campañas del mundo durante mi horario de oficina. Casi la mitad de los estudiantes de mi curso de Campañas de Relaciones Públicas pasaron por la discusión de 30 minutos. Estaban emocionados, y no tuve tiempo de cubrir el contenido durante las sesiones de clases sincrónicas.

Como nota, siempre grabo estas discusiones para los estudiantes que no pueden asistir en persona para que puedan verlas más tarde si así lo desean.

Fomente las conexiones

Por último, sea proactivo durante sus horas de oficina para comunicarse con los estudiantes y participar. Si no aparece nadie, considero esa hora un regalo de compromiso.

¿Respondió un estudiante una pregunta en clase de una manera excepcionalmente perspicaz? Envíe al alumno un correo electrónico reconociendo la gran contribución realizada durante la discusión en clase.

¿Faltó un estudiante a clase? Envíe un correo electrónico informándoles que se sintió su ausencia y recuérdeles que la conferencia se grabó y está disponible en el LMS (si corresponde).

¿Tiene un atleta / artista / músico que haya tenido un evento recientemente? Envíeles una nota de felicitación y reconocimiento.

¿Es casi la hora de evaluar? Envíe a los estudiantes correos electrónicos de recordatorio individuales e infórmeles sobre un curso que deben esperar el próximo semestre.

¿Se acerca un gran examen? Envíe una nota a un estudiante que tuvo problemas con el primer trabajo y pregúntele si le gustaría programar una hora para discutir su concepto.

Finalmente, también utilizo este tiempo para acercarme a los estudiantes y pedirles que me “ayuden” durante la próxima sesión de clase sincrónica al tener un ejemplo listo para compartir cuando discutimos un tema específico o describimos un concepto en sus propias palabras. Esto fomenta la participación durante la sesión sincrónica, así como también crea una conexión con el estudiante, ¡todo aprovechando mis horas de oficina!

Este artículo fue escrito por Shawn Orr y traducido al español por Carolina Balderas