Este artículo fue publicado en:

En México aún no se ha adquirido un gusto claro por la lectura, pero tal vez al conocer más beneficios te animes a aventarte a tu próxima aventura literaria.

Es incuestionable que todos conocemos algún beneficio de la lectura. Desde que aprendimos a leer, sabemos muy bien que cada vez que leemos nuestra mente adquiere una expansión inigualable. Uno de los mayores obstáculos entre nosotros y nuestros libros siempre ha sido el tiempo, que tal vez usamos como excusa para dedicar más de él a navegar en internet, redes sociales o ver series en la TV.

Se dice que para lograr crear un hábito se tiene que hacer algo durante 90 días seguidos, pero creo que lo primero que debe suceder es adquirir el gusto por ese algo. Con suficiente información, podemos sustentar nuestro gusto por la lectura, ya que cuando leemos, no sólo nos perdemos en el mundo de la narrativa del libro, sino que también empiezan a suceder cosas muy interesantes en nuestra psique.

Por lo pronto, aquí dejo los números sobre la lectura en México para que empecemos por diferenciarnos de las estadísticas y a contribuir a nuestra in-formación personal. Después presentamos una lista de los beneficios comprobados científicamente por adquirir el gusto de la lectura:

  • Según la Encuesta Nacional de Lectura, sólo 4 de cada 10 personas en México leen.
  • El promedio de libros leídos al año por mexicano es de 2.9.
  • A 60% de los jóvenes sus padres les inculcaron el hábito de la lectura, mientras que a 80% de los mayores de 56 años, no.
  • 63.8% de los encuestados no tenían hábitos de lectura en su infancia.
  • 48% de los jóvenes nunca ha visitado una biblioteca.
  • 42% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión y sólo 12% prefiere leer.
  • 43% de la población requiere servicio optométrico.
  • Según el INEGI, aunque los mexicanos leen poco, sorprendentemente gastan el doble en libros que en bebidas alcohólicas.

1. Aumenta la inteligencia

Como Dr. Seuss escribió alguna vez: “Entre más leas, más cosas sabrás. Entre más aprendas, más lejos llegarás”. Bucear en un buen libro abre todo un mundo de conocimiento a partir de una edad muy joven. Los libros para niños exponen a los niños a un 50% más de palabras que la televisión en horario estelar.

2. Aumenta la capacidad cerebral

Al igual que ir a correr fortalece el sistema cardiovascular, la lectura regular mejora la función de la memoria, dando al cerebro un buen ejercicio. Con la edad viene una disminución de la memoria y la función cerebral, pero la lectura regular puede ayudar a retrasar el proceso, manteniendo la mente más aguda más tiempo.

3. La lectura te hace más empático

Perderse en una buena lectura puede agilizar tu capacidad de relacionarte con los demás. La ficción literaria, concretamente, tiene el poder de ayudar a sus lectores a entender lo que otros están pensando al leer las emociones de otras personas, según un estudio publicado en Science.

4. Puede ayudar a combatir el Alzheimer

La lectura pone a tu cerebro a trabajar, y esto es algo muy bueno. Los que dedican sus cerebros a actividades como la lectura, ajedrez o acertijos podrían tener 2.5 veces menos probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que aquellos que pasan su tiempo libre en actividades menos estimulantes.

5. La lectura te ayuda a relajarte

Hay una muy buena razón para acurrucarse con un buen libro (y tal vez una copa de vino) después de un largo día: suena tan atractivo ¿no? Una investigación de la Universidad de Sussex sugiere que la lectura puede funcionar como un potente reductor de estrés.

6. La lectura antes de acostarte puede ayudarte a dormir

Crear un ritual antes de dormir, como leer, le envía señales a tu cuerpo de que es hora de relajarse, según la Clínica Mayo. Elimina las pantallas de tu ritual pre-cama, ya que el cuerpo detiene la producción de melatonina y es muy probable que te tardes en caer en un sueño profundo.

7. La lectura es contagiosa

75% de los padres desean que sus hijos lean por diversión, y aquellos que quieren animar a sus hijos a convertirse en ratones de biblioteca pueden empezar por leer en voz alta en casa. Más de 40% de lectores frecuentes adultos empezaron su rutina de lectura de los 6 a los 10 años a través de la voz de sus padres. La hora del cuento ofrece una buena manera de despertar el interés en la afición.

 

 

 

Texto original: http://goo.gl/uzq1qH