Este artículo fue publicado en:

Los libros de texto digitales han llegado para adaptarse a una nueva realidad social. Permiten al docente ofrecer a los alumnos un aprendizaje motivador e interactivo gracias al uso de las TIC, además de aligerar la mochila y facilitar la aplicación de metodologías y planteamientos innovadores en el aula.

El profesorado conoce perfectamente las características esenciales de un buen libro de texto pero, ¿cómo seleccionar un libro de texto digital? Aquí proponemos algunas pautas a tener en cuenta para que la elección se adapte a las necesidades del docente y a las de sus alumnos.

  1. Contenidos de calidad, variados y flexibles en su uso didáctico. En una sociedad caracterizada por el exceso de información, las fuentes se han convertido en un elemento esencial para ayudar en la selección de recursos y dotar de fiabilidad al contenido. Deben elegirse libros de texto avalados por entidades o empresas reconocidas que garanticen que los contenidos son rigurosos, se actualizan constantemente, se adecuan al currículo y tienen en cuenta las competencias básicas y las destrezas que los alumnos deben adquirir en cada nivel educativo, desde diversos puntos de vista y enfoques pedagógicos.Además, es recomendable revisar y valorar todas las herramientas complementarias que pueda ofrecerte el libro, desde documentación útil para desarrollar la clase o guías para el docente hasta acceso a otros materiales de apoyo que puedan ser de interés para el docente, como plantillas y modelos.
  1. Diversidad de formatos y lenguajes. Una de las ventajas de los libros de texto digitales es que permiten aprovechar todas las posibilidades del multimedia. Un buen libro de texto digital debe incluir recursos en diversos lenguajes digitales: texto, audio, video, imágenes o animaciones, enlaces a webs, etc. Esto permite una motivación mucho mayor de los alumnos y los ayuda a trabajar su competencia digital, al mismo tiempo que mejoran en la comprensión de conceptos complejos.
  1. Interactividad. Es importante que el libro de texto digital no se limite a ser una digitalización de la versión en papel. Debe ser una propuesta específicamente diseñada para ser digital que no solo presente materiales teóricos de forma más o menos organizada, sino que además ofrezca a profesor y alumno la posibilidad de interactuar con los contenidos. Por eso, un libro de texto digital adecuado tiene que incluir o dar acceso a actividades de diversos tipos y niveles de dificultad y a ejercicios relacionados con la teoría o con su aplicación a la vida cotidiana, que requieran la participación del alumno y que sirvan para consolidar, practicar de forma individual y grupal y evaluar el aprendizaje. Lo ideal es que además ofrezca un entorno colaborativo y la posibilidad de realizar trabajos en equipo, prácticas y proyectos cooperativos.
  1. Posibilidad de personalización. Cuando un docente prepara una clase utiliza sus explicaciones para adaptar los contenidos del libro de texto a las características de sus alumnos y al método pedagógico que va a utilizar, y para ello tiene en cuenta diversos factores, como sus gustos, los estilos de aprendizaje, su experiencia como docente o su conocimiento de la clase. El formato digital puede tener muchas ventajas en este proceso de personalización y por eso el profesor debe asegurarse de que el libro de texto digital que seleccione le permite realizarlas.Es bueno que cuente con una propuesta base que pueda utilizar directamente, ya que ello ahorra tiempo y facilita el trabajo, pero además debe permitirle adaptar los contenidos, eliminar y añadir lo que le interese: incluir notas o llamadas de atención, enlaces, ejercicios,recursos, etc. Además, lo ideal es que el docente pueda incluir sus propias actividades o materiales desarrollados con otros programas o aplicaciones, que pueda aplicar varias metodologías y tenga la posibilidad crear tantas versiones del libro como desee, para así utilizarlas con distintos grupos de alumnos según sus necesidades.
  1. Actualización. Además de permitir adaptar los contenidos según las necesidades, el libro de texto digital debe incluir la revisión constante por parte de la entidad o empresa que lo desarrolle. De este modo se tendrá la garantía de contar siempre con una “última edición”, es decir, de saber que el libro se ajusta a la realidad actual y sigue las pautas del currículo respecto a destrezas, competencias básicas o habilidades que deben desarrollar los alumnos. En este sentido, también es interesante que la actualización incluya la adaptación a las diversas plataformas, dispositivos o sistemas operativos disponibles, para ir adaptándose a cada uno de ellos según vayan modernizándose o surgiendo nuevas versiones.

 

Te puede interesar

Prontuario Fiscal 2020Prontuario Fiscal 2020

En 2020 entrarán en vigor nuevas y numerosas disposiciones fiscales en materias tan importantes como las siguientes: Ley del Impuesto...

Para elegir libros de texto geniales, visita esta liga:http://goo.gl/TCkCPS

Te puede interesar

Cálculo de Una Variable: Trascendentes TempranasCálculo de Una Variable: Trascendentes Tempranas

El estudio del cálculo ayuda a los estudiantes a comprender la disciplina de manera práctica. El modo más importante de...