Este artículo fue publicado en:

El Déficit de Atención e Hiperactividad se diagnostica comúnmente durante la niñez.

Sin embargo, puede ser difícil de resolver si el niño sufre realmente de esta deficiencia; algunos niños son simplemente más activos y tienen problemas para concentrarse y necesitan tiempo para desahogarse. Hay varias herramientas de detección TDAH que utilizan los profesionales para ayudar a determinar si el niño tiene el trastorno o si es sólo travieso.

Lista de verificación de comportamiento

La lista de verificación de comportamiento a menudo se utiliza como punto de partida para determinar si es necesario realizar más pruebas. Se utiliza principalmente para niños de 6 a 18 años y contiene un sistema de clasificación de 3 puntos, siendo 0 no fiel a 2 significa muy cierto. Los padres o los maestros responden 120 preguntas con una ley de cómo el niño se comporta en la escuela y en casa. La puntuación de esta lista de verificación puede indicar la presencia de posibles trastornos. También muestra cómo el niño exterioriza e internaliza problemas.

Escala Vanderbilt de Evaluación y Calificación de Padres

Los maestros que que sospechan que un estudiante sufre de Déficit de Atención e Hiperactividad utilizan los VADTRS en el aula. Estos profesionales evaluan al estudiante en 43 criterios diferentes. Con la excepción de la sección de rendimiento a mayor puntuación, más grave es la enfermedad. En la sección de rendimiento, una puntuación alta indica un comportamiento académico y clase excepcional.

Los padres también utilizan este sistema de clasificación para ayudar a los profesionales a diagnosticar el trastorno. Se les pide a los cuidadores que evalúen al niño en 45 criterios diferentes en función de su percepción de rendimiento escolar. También valoran las capacidades y funciones sociales del niño.

Escala de Calificación de Conner

Al igual que la versión de Vanderbilt, esta prueba le pide a maestros y padres de familia anotar al hijo basándose en diferentes criterios. Esta prueba consta de alrededor de 27 o 28 preguntas divididas en cuatro temas diferentes: de oposición, cognoscitivo, el índice de TDAH, y la hiperactividad. Esta prueba utiliza un sistema de calificación de cuatro puntos la calificación del niño de 0 a 3. Al igual que las otras pruebas, a mayor puntuación, más grave es el problema.

Sistema Quotient

Además de las encuestas completadas por los padres o cuidadores y maestros, los médicos pueden usar el sistema de Quotient como parte del proceso de selección TDAH. Esta máquina mide la inquietud del niño, cómo se distrae y cómo es. Durante la prueba de 15 minutos, el niño se sienta en el equipo y se le pregunta por la máquina para realizar una variedad de tareas. Si bien se utiliza como una herramienta, además de las observaciones de los padres y profesores, esta máquina puede confirmar el diagnóstico, y puede ser utilizada para descartarlo.

La detección del TDAH es un proceso que se inicia con el maestro y la observación de los padres. No todos los niños que están ocupados o activos tiene este trastorno. Algunos niños no tienen ningún problema en prestar atención durante la clase, simplemente tienen una gran cantidad de energía para quemar. Sin embargo, sólo un médico puede determinar si el niño sufre realmente de trastorno de hiperactividad por déficit de atención. Al compartir estas observaciones con el pediatra del niño sólo entonces, se puede hacer un diagnóstico cierto y se determina un plan para ayudarlo.

 

 

Texto original: http://goo.gl/v1AUfB

Lizania Valdez