Este artículo fue publicado en:

Educación es aprender lo que ni siquiera sabías que no sabías.
Daniel J. Boorstin, historiador estadounidense

Una premisa frecuente cuando se analizan las decisiones financieras de las personas es establecer una relación entre el nivel educativo y la capacidad, frecuencia y calidad de las decisiones financieras que se toman.

La premisa inicial en casi todo el mundo es que a mayor nivel educativo se tiene una mejor capacidad de decisión financiera y que a mayor educación las decisiones pueden adquirir mayores niveles de complejidad que a la larga benefician el patrimonio de las personas.

Te puede interesar

Prontuario Fiscal 2020Prontuario Fiscal 2020

En 2020 entrarán en vigor nuevas y numerosas disposiciones fiscales en materias tan importantes como las siguientes: Ley del Impuesto...

En el estudio publicado en el Buró Nacional de Investigación Económica, “Las finanzas de los hogares a través del ciclo de vida: en qué contribuye la educación”, los investigadores Russell Cooper y Guozhong Zhu llegan a la conclusión inicial evidente: que la educación afecta las finanzas de las familias principalmente porque incrementa el ingreso promedio de las mismas.

El refuerzo del ahorro 
y la inversión

Te puede interesar

Cálculo de Una Variable: Trascendentes TempranasCálculo de Una Variable: Trascendentes Tempranas

El estudio del cálculo ayuda a los estudiantes a comprender la disciplina de manera práctica. El modo más importante de...

Los especialistas plantean que además de la relación directa con el ingreso, la educación refuerza tres mecanismos que contribuyen a mejorar las finanzas de las personas. El primero es que el ingreso mayor —derivado de una buena preparación— está vinculado con la participación en instrumentos de ahorro e inversión que en periodos largos tienden a generar mayores niveles de retorno, por ejemplo, el mercado accionario. Este tema es particularmente notorio en el caso de economías como la de Estados Unidos, donde el nivel de profundidad de dicho mercado permite que familias incluso de niveles medios participen activamente en él en el marco de su planeación financiera. Para el caso de México, ésta es aún una asignatura pendiente, pues la participación en el mercado accionario, de gran beneficio para periodos largos de inversión, está aún limitada por la poca profundidad de su mercado.

Medio: El Economista
Leer original aquí

Te puede interesar

Principios de economíaPrincipios de economía

¿Por qué debería usted estudiar economía? La razón es sencilla: le ayudará a comprender el mundo en que vive. Existen...

Educación