Este artículo fue publicado en:

Los modelos educativos han evolucionado a lo largo de los años, de tal manera que han podido adaptarse al entorno y situación histórica de los estudiantes, es así como las técnicas y recursos utilizados actualmente en el aula no son los mismos que hace 20 años. Los nuevos descubrimientos, así como los fenómenos sociales y culturales del mundo han sido integrados a los temas de estudio de los diferentes grados escolares; debido a ello, los libros y herramientas de apoyo al aprendizaje se van modificando de manera constante.

La velocidad con la que hoy fluye la información ha impactado en el uso de los libros de texto, que tienen que actualizarse de manera continua para mantenerse vigentes de acuerdo al contexto mundial.

Adicionalmente, la forma de aprender de los estudiantes ha evolucionado gracias, en gran medida, al Internet y las TICs. Hoy en día, los jóvenes están expuestos a una mayor cantidad de estímulos, de los cuales absorben información, por lo que aprovechar esta ventana de oportunidad para atraer la atención de los estudiantes hacia su educación valiéndose de estos estímulos es uno de los principales retos de autoridades educativas y profesores.

La oferta de materiales educativos también ha progresado en relación con el currículum académico, es ahora cuando es necesario cambiar de acuerdo a los requerimientos y preferencias de los alumnos, se trata de detectar sus áreas de interés para encaminar su atención a los tópicos indispensables para su aprendizaje, sin que por ello se elimine la utilización de los libros de texto como herramienta base.

El secreto radica en combinar los métodos y materiales educativos tradicionales, con soluciones digitales innovadoras que enganchen al estudiante y logren comprometerlo en su proceso de aprendizaje. Las tendencias apuntan a la creación de libros de texto que estén acompañados con acceso a plataformas electrónicas específicas, de acuerdo a la edad y temática de la materia, de tal forma que, el contenido del texto esté apoyado por artículos, videos o presentaciones que refuerzan lo adquirido en el aula.

Es indispensable que la utilización de estos recursos digitales esté relacionada y complemente el programa educativo en cuestión, además de contar con respaldo de instituciones académicas o de investigación que garanticen la veracidad de los contenidos.

Actualmente, el catálogo para educación secundaria de textos aprobados por la Secretaría de Educación Pública, cuenta con 450 títulos de las asignaturas de español, matemáticas, química, física y biología, geografía, historia, formación cívica y ética, inglés, para los tres niveles; dentro de dicho listado existen opciones que incorporan en su contenido los accesos a plataformas digitales de apoyo como un valor agregado; lo mismo sucede con la oferta de libros de texto de instituciones privadas, por lo que la labor de seleccionar e implementar estos materiales a los modelos educativos es una tarea conjunta de los profesores y directores, quienes deberán optar por aquellos que mejor se adapten a las necesidades de sus estudiantes.

Por Enrique Fernández
Director General de Cengage Learning México

Acerca de Cengage Learning
Cengage Learning es una compañía líder en el desarrollo de contenidos, tecnologías educativas para los niveles de educación básica y superior, y los mercados profesional y de bibliotecas en todo el mundo. La compañía ofrece contenidos de primera calidad, servicios personalizados y soluciones digitales para cursos que aceleran la participación de los estudiantes y transforman la experiencia de aprendizaje. Cengage Learning tiene su sede en Boston, Massachussetts, y opera en más de 20 países en todo el mundo. Para mayor información, visite www.cengage.com

Contacto de prensa Cengage Learning:
Alma Ortega
Clark, Maauad y Asociados
(52-55) 5574 4244 Ext. 116
[email protected]