Este artículo fue publicado en:

Como todo desarrollador de videojuegos, Manolo Díaz se dedicó a ir a Silicon Valley en busca de la oportunidad de hacer despuntar su negocio. Yogome llega en forma de aplicación para iOS para que los niños adquieran conocimientos de matemáticas, historia y ciencias de forma práctica y sin saberlo desde el principio.

Díaz se presentó en el Campus Party 2015 para presentar su marca, explica que su modelo fue llegarle a los padres antes que a los usuarios (ya que son quienes pagan la suscripción) y así, junto a anuncios de Facebook y prensa, ir creciendo en Estados Unidos.

La empresa tiene tres oficinas, una en San Francisco, California; otra en San Luis Potosí y la última en la Ciudad de México. En todas ellas apenas hay 35 personas en total.

"Crecimos con juegos, con diferentes tipos de consolas, jugar te da ciertas habilidades a pesar de que haya quien satanice estas prácticas", señala.
Animó a los jóvenes a iniciar sus proyectos, y destacó el creciente interés en la industria tanto en Silicon Valley como en México.

"El chiste es hacer llegar el juego al usuario y convencerlo de que juegue no sólo una vez sino que continúen jugando", subrayó.

Contra los juegos casuales

La diferencia entre Yogome y cualquier otro juego educativo anterior radica en que el niño no está en un ambiente serio, sino que se adentra en una atmósfera que lo entretiene y "sin querer" lo ayuda.

Para ello decidieron eliminar la obviedad en el nombre y los términos utilizados, de esta forma tanto padres como hijos podían utilizarlo sin problema.
Esto los ha llevado a incluso firmar un convenio de colaboración con la Universidad de Yale, en EU, para desarrollar novedades en sus títulos, entre los que destacan "Heroes of Knowledge", "Science Heroes" y "Math Heroes".

El dato

La suscripción está disponible por 49 pesos luego de un periodo de prueba. Estos juegos son usados en más de 50 países, mencionó su fundador.

 

 

Texto original: http://goo.gl/Zp8Jxm