Este artículo fue publicado en:

La educación es un derecho básico de niños, adolescentes y adultos, y hay mucho que hacer en el país. Las inversiones en el área regresan multiplicadas en mejor rentabilidad, salud y productividad. Se puede pensar al mismo tiempo en cómo mantener la enseñanza atractiva y estimulante en la Era de la Información.

Es posible unir diferentes públicos de estudiantes con el uso de internet – las clases a distancia son una realidad y deben ocupar cada vez más espacio, principalmente en zonas donde el traslado es costoso o complejo, como en las grandes ciudades o pequeñas poblaciones que no disponen de instituciones de enseñanza cerca. Con tablets y smartphones, los alumnos pueden bajar diversos libros en solamente un aparato y tener acceso a contenido multimedia tanto en las escuelas como en casa. Ese aspecto hace la clase más atractiva y vuelve flexibles los horarios de estudios. Bases de datos eficientes pueden ayudar directores a integrar el trabajo de sus equipos, identificando las deficiencias de cada grupo o alumno. Hoy, la tecnología puede llenar brechas olvidadas por décadas de deficiencia en la gestión educacional.

Un proceso educativo que dispone de todas las ventajas que la tecnología actual ofrece, forma estudiantes “conectados”. Pero con eso no quiero decir que ellos estarán compartiendo fotos y actividades cotidianas con sus amigos en las redes sociales. La conectividad sucede en el momento en que ese alumno o alumna tiene en el clic del mouse o en la pantalla de la tablet el acceso a la información de todo el mundo, permitiéndole confrontar versiones y aprendiendo la importancia de sacar sus propias conclusiones. Cuanto más elementos en las manos, mejor podemos encontrar las discrepancias y puntos comunes.

Las formas de mejorar el proceso educacional son muchas. Aunque proyectamos siempre el deseo de un futuro mejor, las herramientas para ese tiempo que se acerca ya existen. Es necesario llevarlas a nuestros profesores y alumnos.

Ricardo Cernic es vice-presidente de Digital Learning Solutions de Latino América y Director General de Cengage Learning Brasil.