Este artículo fue publicado en:

Si en algún momento de tu vida tus padres re regañaron porque odiabas ir a la escuela, deberías saber algo: no era tu culpa, sino la de tus padres.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Goldsmiths  en Londres y la Universidad Estatal de Ohio, la falta de motivación de los jóvenes ante el estudio se debe a los genes heredados.

Esto se descubrió gracias  a un estudio realizado a 13 mil gemelos de entre 9 y 16 años, de países como E.U, Rusia, Alemania y Japón.

El estudio trataba de encontrar que la motivación y rendimiento académico estaban relacionados con el entorno de los niños; sin embargo, el estudio arrojó datos que no esperaban.

Según el portal Daily Mail, los investigadores descubrieron que el entorno o los profesores no son los responsables de la poca motivación de los jóvenes a estudiar, sino los genes.

Hallaron que hay un gen en específico que hace que los niños disfruten del aprendizaje. Ante la inesperada conclusión del estudio, los investigadores señalaron que más que alentar y motivar a los jóvenes en el estudio, se tienen que lidiar con la realidad de que cada uno es diferente.

 

Texto original: http://goo.gl/iIdyAx