Este artículo fue publicado en:

Resumen del Artículo

  • Estar preparado para una carrera es una de las principales razones para que los estudiantes sigan estudiando, pero la experiencia en el aula no siempre se traduce en el mundo real.
  • Las pasantías y el servicio social son oportunidades para que los estudiantes obtengan la experiencia laboral que necesitan para tener éxito después de la universidad.
  • Una institución está probando un enfoque innovador incluso antes, trabajando directamente con los empleadores para llenar el vacío de habilidades.

Según la investigación, el 69% de los estudiantes dice que la preparación profesional es una de las principales razones para ir a la universidad, y casi la mitad dice que la métrica de éxito más importante es conseguir un trabajo.

Para que los estudiantes tengan la preparación que necesitan, la experiencia real es clave. Según Education Dive, "dar a los estudiantes la oportunidad de probar sus habilidades antes de salir de la escuela es óptimo". ¿Cómo puede brindarles a los estudiantes estas experiencias en su salón de clases antes de que ingresen al mundo real? Siga leyendo para saber cómo puede incorporar este componente vital de preparación profesional en sus cursos.

Las prácticas profesionales hacen la diferencia

Lo que se enseña en las escuelas y lo que los estudiantes necesitan aprender para tener éxito en el lugar de trabajo no siempre se alinea. Un estudio encontró que solo el 34% está totalmente de acuerdo en que se graduarán con las habilidades y conocimientos necesarios para tener éxito en sus carreras. Además, el 58% de los empleadores dice que las universidades necesitan hacer mejoras para garantizar que los graduados tengan las habilidades para tener éxito en sus primeros puestos. Algo que impactó constantemente la satisfacción de los estudiantes con su experiencia universitaria y su preparación para las carreras: la disponibilidad de oportunidades de pasantías o prácticas profesionales. 

Con una encuesta de NACE (National Association of Colleges and Employers) que muestra que el 91% de los empleadores desean candidatos con experiencia laboral, y el 56% prefiere que provengan de una pasantía o práctica profesional, no es de extrañar que los estudiantes quieran pasantías disponibles para ellos. Las pasantías son una excelente manera para que los estudiantes desarrollen habilidades cruciales para la vida y el lugar de trabajo, todo mientras los ayuda a determinar si un campo en particular es adecuado para ellos. Además, exponen a los estudiantes a ofertas de trabajo que de otro modo no conocerían y les dan a los empleadores la oportunidad de ver cómo contribuirían en un puesto de tiempo completo. Otros beneficios incluyen experiencia práctica, oportunidades de establecer contactos y más.

Sin embargo, curiosamente, menos del 13% de los estudiantes de nuestro estudio dicen que participaron en una pasantía durante la universidad, claramente hay una brecha. Una razón para la baja tasa de participación puede ser la accesibilidad, particularmente cuando se trata de buscar oportunidades no remuneradas. Por ejemplo, los estudiantes económicamente desfavorecidos pueden optar por una pasantía no remunerada para trabajar a tiempo parcial. Por lo tanto, si bien fomentar las pasantías es importante, igualmente importante es encontrar experiencias que tengan sentido para las circunstancias únicas de un estudiante.

El Servicio Social también sirve a los estudiantes

Se puede lograr mucho en 15 a 30 horas por semestre, que es el compromiso de tiempo típico para un programa de Servicio Social. Cuando las pasantías benefician principalmente a la organización estudiantil y receptora, el Servicio Social ofrece ventajas a la comunidad, al estudiante e incluso al profesorado. Además de ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades que les sirvan en sus carreras, los programas de aprendizaje de servicio están completamente integrados en el plan de estudios y dan vida al aprendizaje en el aula, literalmente.

Asociaciones escuela-industria

Algunos educadores están invirtiendo en experiencias del mundo real incluso antes. El año pasado, la Escuela Preparatoria Politécnica de Duncan lanzó un programa de $ 11 millones de dólares para hacer precisamente eso, mientras ayudaba a llenar la escasez de técnicos en la industria del transporte.

Cuando las compañías locales se acercaron a él para abordar la brecha de técnicos de camiones pesados, Eric Rubio, instructor de tecnología de camiones de servicio pesado / medio en Duncan, supo que una nueva instalación de capacitación y herramientas por sí solas no serían suficientes: los empleadores tendrían que estar muy involucrados. "Los empleadores hacen un gran trabajo al ir a la escuela, promocionar sus empresas y decirles a los estudiantes que podrían tener una carrera de por vida en la industria de camiones pesados ​​... nos reunimos regularmente para discutir el plan de estudios, las pasantías laborales y el apoyo estudiantil". Rubio acredita los aportes y las pasantías de la junta asesora como la herramienta más crucial para preparar a sus estudiantes para el campo.

Rubio ha encontrado diferentes formas de integrar la experiencia del mundo real en sus lecciones, desde incorporar profesionales de la industria como oradores invitados hasta modelar prácticas y normas de taller en su clase. “Tengo un supervisor de taller que dirige la clase asistiendo ... el supervisor de equipo emite herramientas a los estudiantes, verifica los inventarios adecuados antes de su uso e inspecciona todos los equipos semanalmente ... el supervisor de seguridad firma los extintores de incendios y las estaciones de lavado de ojos, identifica los peligros del taller y realiza sesiones informativas de seguridad semanales ".

El nuevo programa ya está mostrando resultados. Los estudiantes graduados de la clase de 2019 ya han adquirido sus primeros puestos en la industria local. Rubio lo atribuye a la experiencia del mundo real: “Creo que el programa de pasantes senior, donde los estudiantes trabajan en una tienda una vez por semana, ha desempeñado un papel vital con la colocación laboral de los estudiantes después de la graduación. Es por eso que se implementó este programa, para dar a los estudiantes las habilidades necesarias para que aprendan y cambien sus vidas cuando obtengan empleos en la industria”.

Este texto fue escrito originalmente por: Stephen Thomas en inglés, traducido al español por Carolina Balderas.