Este artículo fue publicado en:

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene hacer cursos a distancia? Gracias a las nuevas tecnologías hoy en día podemos optar a un recurso para una formación desde casa. Hoy te contamos por qué si y por qué no a los recursos online.

Las nuevas tecnologías han creado la posibilidad de hacer algo que antes era impensable: la oportunidad de poder acceder a una formación sin la necesidad de ser presencial. Algo que se ha puesto de moda los últimos años y con resultados bastante buenos. Los avances tecnológicos hacen que los estilos de vida cambien, las empresas deben adaptarse a un entorno totalmente desconocido como es el mundo digital. Así como los empleos están cambiando, ya no es necesario asistir a un puesto de trabajo físico sino que se puede trabajar fácilmente desde casa, el llamado teletrabajo.

Y es que todos los comentarios hasta ahora han sido mayoritariamente favorables. Hacer algo desde casa sin tener que moverse puede ser una ventaja o un inconveniente y hoy te queremos contar por qué.

Empecé a hacer un curso online gratis en el que lo único que teníamos que hacer era leernos los 15 temas del curso, ver un vídeo por tema y una presentación en Slide Share para complementar la formación. Interesante al principio, aburrido al final. Bajo mi punto de vista no hay más motivación que la que tú tienes. Recuerdo las clases de inglés en Irlanda: conocías gente, se daban puntos de vista diferentes, salían temas a debatir que uno en casa no puede hacer solo. Puede que sea un recurso importante y cómodo, pero perdemos por completo la capacidad de relacionarnos con los demás y sobre todo el hecho de poder aprender algo nuevo de otras personas y ellas de ti.

¿Qué ventajas tiene hacer cursos a distancia?

La mayoría de las personas apuestan por hacer cursos a distancia por la comodidad. Existen ciertos beneficios de la formación online, algo que años atrás era impensable y que hoy en día podemos hacer.

No vas a moverte de tu casa para poder acceder a una formación de calidad. Para eso se creó la UNED, una institución dedicada a aquellos que quieran recibir una formación académica a distancia. Sin ningún tipo de movilidad, puedes hacer perfectamente todo desde casa, eso es algo que muchas personas valoran a la hora de desplazarse.

Te puede interesar

Prontuario Fiscal 2020Prontuario Fiscal 2020

En 2020 entrarán en vigor nuevas y numerosas disposiciones fiscales en materias tan importantes como las siguientes: Ley del Impuesto...

Puedes hacer un curso a distancia desde la playa. Es verano, ¿por qué no? al ser a través del ordenador puedes estar haciendo un curso desde cualquier parte del mundo, ya sea en la playa o en el Malabo. Esta es otra de las ventajas a la hora de hacer un curso a distancia.

Flexibilidad de horarios a la hora de trabajar duro. Dicen que el teletrabajo está funcionando, el hecho de trabajar desde casa hace a los empleados más felices gracias a la flexibilidad de entrada y salida del trabajo. Lo mismo pasa cuando haces un curso a distancia. Tú eliges cuándo hacerlo y eres tú el que implanta los horarios.

Ahorrarás tiempo a la hora de trasladarte, ya sea en transporte público o aparcar el coche. Dispondrás de algún tiempo extra para poder invertirlo en el propio curso.

Una formación continua, es decir, si queremos hacer en vez de uno, tres cursos, pensemos si fueran presenciales y coincidieran a la misma hora. Sería prácticamente imposible. Sin embargo, al no ser presencial tenemos la posibilidad de obtener una formación continua y el límite lo ponemos nosotros mismos.

Contras de los cursos a distancia

No todo es tan bonito como lo pintan y encontramos ciertos inconvenientes a la hora de hacer cursos a distancia que quizá no pensamos antes de inscribirnos.

Te puede interesar

Cálculo de Una Variable: Trascendentes TempranasCálculo de Una Variable: Trascendentes Tempranas

El estudio del cálculo ayuda a los estudiantes a comprender la disciplina de manera práctica. El modo más importante de...

Distracción asegurada a la hora de ponerte a trabajar. Cuando estás en una clase presencial es casi imposible distraerse, sin embargo, imagina la cantidad de cosas que hacer en casa como para estar prestando atención a un curso online.

Exige autodisciplina así como casi cualquier cosa, pero en este caso debes ser tú mismo el que ponga los límites, horarios y esfuerzos. Algo parecido a ser autodidacta con unos pocos recursos para poder obtener una formación de calidad.

Interacción nula con otros compañeros. Como dije anteriormente, las clases de inglés a las que acudía me hicieron reforzar el idioma pero también conocer personas con las que hoy en día mantengo el contacto. Hacer un curso a distancia significa no tener ninguna interacción y por lo tanto una soledad por parte del alumno. No se transmiten valores sociales ni hay una comunicación constante entre el tutor y el alumno.

Requiere el manejo de las nuevas tecnologías. La educación a distancia va a exigirnos la adaptación a nuevos recursos, programas, aplicaciones o plataformas para poder acceder a documentos y archivos. A diferencia de la formación tradicional, requiere tratar con un nivel mínimo de informática.

Haciendo una balanza de los pros y los contras encontramos que ni todo es malo ni todo es bueno. Es cuestión de adaptarse a las necesidades de cada uno, el tiempo disponible y las ganas de seguir formándonos constantemente. ¿Qué opinas de este tipo de cursos a distancia?

Te puede interesar

Principios de economíaPrincipios de economía

¿Por qué debería usted estudiar economía? La razón es sencilla: le ayudará a comprender el mundo en que vive. Existen...

 

Texto original: http://goo.gl/i4JwhF