Este artículo fue publicado en:

La creación de sociedades sostenibles y resistentes es una tarea cada vez más importante para todos los países del mundo. Para poner de relieve la función esencial de la educación como generadora de cambios duraderos más allá del año 2015, la UNESCO y los gobiernos de la República Dominicana y la República de Mauricio coauspiciaron una mesa redonda de debate sobre la educación relativa al cambio climático con miras al desarrollo sostenible (CCESD por sus siglas en inglés), que tuvo lugar el 10 de enero en Nueva York, durante la séptima reunión del Grupo de trabajo de composición abierta sobre los objetivos del desarrollo sostenible.

“Para hacer frente al cambio climático se necesita la responsabilidad y la acción colectivas de todos los ciudadanos del mundo. Esta tarea exige un cambio de mentalidades y actitudes, y un replanteamiento de los esquemas insostenibles de producción y consumo. También es preciso proporcionar instrucción y capacitación a los jóvenes, con miras a los empleos ecológicos”, afirmó Vibeke Jensen, Directora de la Oficina de la UNESCO en Nueva York, durante su discurso inaugural.

“Debemos dotar a nuestra población de la capacidad necesaria para participar en las soluciones en materia de cambio climático. Creemos que las aulas y el sistema educativo en general son los lugares donde puede fomentarse esta transformación”, señaló Daniel Abreu, ponente del Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio de la República Dominicana. Este país ha capacitado en la materia a 400 docentes, que a su vez han transmitido sus conocimientos a más de 20.000 alumnos en apenas un año de trabajo.

Lea el artículo completo en: http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/single-view/news/sustainability_begins_with_education/