Este artículo fue publicado en:

A un año de la pandemia, ¿se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw?

Hoy compartimos un fragmento de la entrevista que el CEO de Cengage, Michael Hansen, le hizo a Gregory Mankiw el año pasado, unas semanas después de que la Covid-19 cambiara la forma en la que trabajamos, damos clases, convivimos e interactuamos.

La perspectiva del autor sigue siendo relevante, aunque la realidad haya cambiado tanto. Hoy, con campañas de vacunación en varios países de América Latina y el mundo, la situación económica sigue presentando grandes retos.

 

Aprovechamos también para presentar nuestras nuevas ediciones de Microeconomía y Macroeconomía para América Latina, dos textos de Gregory Mankiw adaptados a nuestra realidad.

 

En este artículo reproducimos la primera parte de la entevista, pronto estará disponible aquí la segunda parte. Entonces, ¿se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw?

 

¿Se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw?

 

Entrevista realizada el NNN

 

Mi nombre es Michael Hansen y soy el CEO de Cengage, la empresa de educación y tecnología más grande de Estados Unidos.

 

Me complace que hoy nos acompañe el profesor Greg Mankiw, quien no necesita presentación, pero tampoco desmerece una breve introducción.

 

No es sólo un escritor muy prolífico, habitual en debates políticos y académicos, Mankiw es autor de dos libros muy conocidos: Principios de economía –que ha vendido más de dos millones de ejemplares— y Principios de Macroeconomía.

 

Además de un destacado docente, investigador y escritor, el profesor Mankiw ha sido investigador asociado de la Oficina Nacional de Investigación Económica de EE. UU., consejero de la Oficina de Presupuesto del Congreso de ese país y de la Reserva Federal de Boston y Nueva York. De 2003 a 2005 fue director del Consejo de Asesores Económicos del presidente estadounidense y en la actualidad es profesor de la cátedra de economía Robert M. Beren en la Universidad de Harvard.

A un año de la pandemia, ¿Se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw? en Cengage

 

M.H.- Greg, bienvenido a este seminario.

 

  1. M.- Gracias Michael, es un placer estar con ustedes.

 

En esta época de incertidumbre, creo que todos buscamos muchas respuestas, prueba de ello son las numerosas preguntas que hemos recibido para este seminario. La más recurrente es si estamos en una recesión y qué tan grave es.

 

Bueno, la autoridad oficial que determina cuándo comienza y termina una recesión es un grupo de la Oficina Nacional de Investigación Económica, que se llama Comité de Ciclo Económico, del que alguna vez fui integrante. Aún no ha declarado una recesión.

Te puede interesar

MicroeconomíaMicroeconomía

Este libro tiene como meta proporcionarle al estudiante o profesional latinoamericano una visión de la microeconomía cercana a su realidad,...

 

Esto se debe a que esperan tener todos los datos para poder emitir juicios muy confiables. Por lo tanto, son un indicador rezagado de lo que ocurre en tiempo real. No hay duda de que

finalmente se declarará la recesión. Comenzó con un trimestre de crecimiento negativo y para

el siguiente trimestre, el trimestre en curso, se espera un crecimiento negativo más agudo.

 

Así que en algún momento la autoridad saldrá a declarar que existe una recesión, probablemente la recesión más pronunciada en la historia reciente, en cuanto a la rapidez del declive.

 

La ratio empleo-población del mes pasado mostró la caída más pronunciada en empleo

desde el comienzo del registro de los datos en la década de 1940, y esto todavía no incluye

la carnicería de las últimas semanas, que va a empeorar las cosas. Lo que tenemos es una caída récord en la ratio empleo-población, récord que se romperá el siguiente mes con una caída mayor del empleo. Esta caída tan pronunciada será, quizá, la más grave desde la Gran Depresión.

 

Sobre los datos de empleo debemos tener presente que el desempleo aumentará mucho, a más de 10%. Pero eso no reflejará en su totalidad lo mal que están las cosas, porque muchas personas que están confinadas en casa no pueden salir a buscar empleo y serán consideradas como fuera de la fuerza laboral. Por ello, la situación en algún momento será incluso peor de lo que sugiere los datos de desempleo.

 

Revise los datos de empleo, que es la razón empleo-población, y observará un descenso muy pronunciado; pero qué tanto, no lo sabemos.

 

Todos los indicadores de incertidumbre con los que contamos señalan que vivimos tiempos muy inciertos. Indicadores de  desarrollo global, como el Índice VIX, que es una medida de certidumbre del mercado accionario, revelan que vivimos tiempos de enorme incertidumbre. No cabe duda de que estos dos trimestres pasarán a la historia como especialmente dramáticos.

 

Entonces, Greg, sabemos que las personas tienden a aferrarse a las comparaciones históricas, ¿qué tan grave es? La mayoría de nosotros afortunadamente no recordamos la Gran Depresión, pero ¿cómo la compararías? Es decir, ¿se puede hacer una comparación o esto es tan inusual que no tiene sentido tratar de compararlo?

 

Bueno, creo que esta situación es inusual de muchas maneras. Considero que se puede comparar en términos de cifras macroeconómicas, como el PIB y el desempleo, que serán muy parecidas a la Gran Depresión en cuanto a la profundidad del desempleo generalizado con impacto en el PIB.

 

Será parecido a entrar en ese estadio, tal vez no tan malo como la Gran Depresión, pero ciertamente el peor desde entonces.

 

Lo que será muy muy diferente en esta recesión es que no se trata de una recesión por accidente, sino de una recesión por diseño. Muchas veces, cuando tenemos una recesión

queremos que las personas vuelvan a trabajar y tratamos de descifrar cómo podemos detenerla, ya que necesitamos que las personas vuelvan a trabajar lo antes posible, porque tenemos muchos recursos subutilizados, y eso es un desperdicio.

Te puede interesar

Principios de economíaPrincipios de economía

¿Por qué debería usted estudiar economía? La razón es sencilla: le ayudará a comprender el mundo en que vive. Existen...

 

En este momento, en realidad no queremos que las personas vuelvan a trabajar, queremos detener muchas actividades mientras dure la pandemia y esto hace que sea un tipo de recesión por diseño. Es por eso que muchas de las lecciones que aprendimos en el pasado no pueden aplicarse ahora. Es muy difícil establecer paralelismos históricos.

 

Entiendo, me encanta ese término, ‘recesión por diseño’. Creo que aparecerá en algún libro… [Risas]

 

Tal vez en el mío. [Risas]

 

Para cerrar esto, creo que la mayoría de las personas se reubicará inmediatamente después de procesar qué es malo, grave y pronunciado. ¿Cómo será la recuperación? ¿Cuál es tu punto de vista?

 

 

La mayoría de las recuperaciones son muy lentas y dolorosas. Las recesiones suelen dejar cicatrices en la economía. Hace 30 años participé como investigador académico analizando

la ruta interna de los textos por razones técnicas. Pero básicamente lo que decían los textos es que las recesiones tienden a ser mucho más persistentes que fáciles de explicar con el modelo estándar.

 

En 2008 tuvimos una crisis financiera. Yo era muy pesimista en cuanto a una recuperación rápida y no la tuvimos, fue una recuperación lenta y dolorosa. Así que creo que, en cierto sentido, lo común es que la mayoría de recuperaciones sean así.

 

Esta podría ser diferente, y como dije, no podemos aplicar lo que hemos aprendido al estudiar las series de tiempo de las recesiones anteriores, porque ésta es una recesión por diseño.

Y uno podría pensar, dado que le pedimos a las personas que se queden en casa, que una vez que dejemos de hacerlo podrán regresar a trabajar.

 

Una evidencia que respalda una perspectiva optimista es que, si se revisan los reportes de empleo del mes pasado, se puede clasificar a los desempleados en los que fueron despedidos temporalmente y los que perdieron su empleo de forma definitiva, y casi no observamos pérdidas permanentes de empleo, en su mayoría se trata de despidos temporales, lo que sugiere que los empleos esperan que las personas puedan volver.

 

Una analogía optimista que podría ilustrarlo es un restaurante francés que hay cerca de mi casa, que es uno de mis favoritos. Hace algunos años sufrieron un incendio en la cocina y tuvieron que cerrar por seis meses para remodelarlo. Cuando regresé después de la reapertura, todos los meseros y baristas eran los mismos, habían vuelto. Así que, conversando con uno de ellos, le pregunté qué había hecho durante estos seis meses. Respondió que había cobrado el seguro de desempleo y jugado golf, y después había regresado porque amaba su trabajo y sabía que el lugar reabriría. Así que volvió. No fue empleado del restaurante durante esos seis meses en los que cobró el seguro de desempleo, pero se mantuvo en contacto.

 

Lo que esperamos es que la recesión sea potencialmente de ese modo. Las personas no estarán jugando golf, estarán viendo Netflix en casa, pero la idea es la misma, los trabajos esperan a que vuelvan.

 

El riesgo real sería que la pandemia dure más de lo esperado. Si se trata de seis meses, o de cierres de tres a seis meses con los puestos de trabajo esperando, será doloroso, pero lo superaremos.

Te puede interesar

MacroeconomíaMacroeconomía

Este libro tiene como meta proporcionarle al estudiante o profesional latinoamericano una visión de la macroeconomía cercana a su realidad,...

 

Si las cosas empeoran desde el punto de vista de la pandemia, el confinamiento se extiende más tiempo, muchos pequeños negocios no reabren y los despidos temporales se vuelven permanentes, entonces la recuperación será mucho más larga.

 

Por lo que, en ocasiones, la pregunta acerca de si será una recuperación lenta o rápida

no debe plantearse a un economista, sino a los microbiólogos, porque creo que la economía reflejará lo que ocurra con el virus.

 

Me encanta el ejemplo del restaurante cercano a tu casa. Sabes, yo vivo en Nueva York, y observo lo mismo en muchos aspectos con todos estos pequeños negocios. Y la pregunta es: ¿qué tanto durará y si podrán sostenerse? ¿seguirán ahí o sólo sobrevivirán las grandes cadenas? Con esto en mente, ¿cómo crees que será la economía después de salir de este momento especial de cuidado sanitario derivado de la pandemia?

 

Bien, seguramente habrá cambios en diferentes tipos de sectores. He tratado de pensar acerca de lo que ocurre en términos de cómo cambiará mi comportamiento y el de la mayoría de las personas.

 

Sabes, me encantan las películas, pero presiento que muchos cines tendrán problemas, incluso después del confinamiento temporal. Ya tenían dificultades antes debido a las plataformas en casa, con los televisores de gran formato y servicios rápidos de streaming.

 

Así que, aunque me digan que puedo regresar a la sala de cine, sería reacio a entrar a una con 300 desconocidos, para sentarme durante dos horas en un espacio cerrado.

 

Así que me parece que es una industria que tendrá dificultades. De igual manera, me preocupa en lo particular el teatro; me encanta el teatro musical. Tenía muchas entradas para eventos que se cancelaron esta primavera. Pero ¿cuándo me sentiré otra vez cómodo al sentarme

en un teatro musical en Broadway junto a 2,000 desconocidos en una sala cerrada? No creo que me sienta cómodo durante un largo tiempo. Así que, desafortunadamente, creo que habrá

muchos cambios así.

 

Los restaurantes, ¿volverán?

 

Es probable que no regresen con la misma cercanía, por lo que tendrá que haber más distancia entre las mesas. Yo, a mis 60 años, y creo que también las personas de mi edad y mayores que estamos en riesgo, optaremos por comida para llevar.

 

¿Se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw?¿Se cumplieron los pronósticos de Gregory Mankiw?