Este artículo fue publicado en:

El Gobierno de la República trabaja para que la población pueda acceder a una educación de calidad, fundamental para que los niños y jóvenes puedan desarrollarse y tener las habilidades y capacidades para competir en un mercado globalizado, afirmó la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

Durante su intervención en The Mexico Summit 2014, organizado por la revista británica The Economist, con el tema "El desarrollo social: democratización de oportunidad a través de la educación y el trabajo", la titular de la Sedesol se refirió a la política social de nueva generación y las reformas realizadas por el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, entre las que destacó la reforma educativa, la cual tiene un profundo sentido social, dijo, por su objetivo primordial de elevar la calidad de la educación en el país.

"Era necesario recuperar la rectoría del Estado en materia educativa y para eso se hizo esta primera reforma, la cual se ha vinculado con la política social, con el combate a la pobreza, porque la educación es el principal mecanismo de movilidad social y el aspecto igualador por excelencia; la educación es un derecho y, en la medida que se ejerce, permite construir ciudadanía y romper el círculo de la pobreza", agregó Robles Berlanga.

Mencionó que los recursos para las escuelas a fin de mejorar su calidad educativa, se van a enfocar en un inicio a 40 mil planteles en las zonas más pobres del país, porque la intención es no solamente garantizar la cobertura, sino la calidad en la educación.

De acuerdo con un comunicado, ante líderes de la iniciativa privada y el sector público de México y editores de The Economist, Robles Berlanga, resaltó la necesidad de elevar la productividad del país por medio del combate a la pobreza y el fortalecimiento de la educación, prioridades de la política social de nueva generación.

La titular de la Sedesol destacó el sentido social de las recientes reformas estructurales aprobadas por el Congreso, en especial la educativa, ya que permitirá elevar la calidad de la educación pública, generar capital humano capaz de competir en el mercado laboral y rebasar el asistencialismo.

Leer más aquí